3 de mayo de 2008

Mi viaje ha terminado; necesito unas vacaciones

El viaje termina en el mismo punto donde empezó: Madrid.

Hoy mido 4 metros, y es que cada experiencia pasada va engordando un poco por ahí dentro. He sido feliz y he visto maravillas. Fui millonario en el lugar de los paupérrimos y pobre donde los ricos. Un periplo por la lejanía del mundo, que es realmente ancho y lleno de rincones, pero también hacia el interior de uno mismo, imprescindible para conocerse en profundidad. Y, sobretodo, fui libre y disfruté de lo que ello conlleva, que es todo bueno, caminando allá donde quería, acercándome a quien quería, disfrutando de lo que quería, sin prisas.

Estoy contentísimo de regresar cargado de energía, sensibilidad, sentido humano y una observación e intuición más desarrolladas, ya útiles para el resto de la vida y espero que difíciles de degradar.

De la mirada penetrante del Buda mismo a los ojos vacíos y sin vida de un australiano.
De la grandiosidad del Everest a la humildad de un habitante local de Indonesia.
De las llanuras de Mongolia a las palmeras del paraíso.
De los las frías funcionarias rusas al recibimiento thai, ¡que es guay!
De la lejanía de los Moais a la cercanía de mis valiosos compañeros y amigos de aventuras.
De las duras cremaciones hindues en el río al torrente infinito de Iguazú.
De los sermones indios a los incansables trabajadores chinos.
Del crudo aire del Himalaya a las profundidades coralinas.
¡Qué rico está el mango!
Y más cosas que me vienen a la cabeza y no escribo.
Una aventura demasiado grande como para ser contada y, al mismo tiempo, demasiado grande como para no ser contada. Alguna solución intermedia se me ocurrirá.

Insistiendo una vez más, animo a todo aquel que tenga salud y un mínimo de curiosidad a que realice un viaje alguna vez, siendo muy aconsejable realizarlo en solitario y durante un tiempo prolongado para poder llegar a una evolución aceptable en la manera de viajar.
Probadlo sin miedo a lo desconocido, no os decepcionará.

6 comentarios:

mamen dijo...

¡Qué bonito todo esto que has escrito! Una gran experiencia sin duda. Y ahora nos toca a los lectores darte las GRACIAS por haberla compartido y habernos permitido ver el mundo a través de tu cámara y de tus ojos.
Un beso.

Naranja dijo...

Te has adelantado a la entrada de agradecimientos, que llegará en breve...

Mamen dijo...

Oopss! Perdón. Si es que una es muy nerviosa, jaja. Borra, borra.

hey dijo...

Te llevo leyendo desde que dejaste Tailandia... no sé cuando fue eso, quizás por enero-febrero. La cosa es que me lo he pasado muy bien contigo y todavía no te había comentado nada, entraba 3-4 veces a la semana para leer las novedades.

Y lo de que todos deberíamos hacerlo... no lo sé, yo solo sé que yo QUIERO hacerlo. Pero sé que es muy jodido, sobretodo por el hecho del dinero, es el que me hecha a mi patrás. Ahorrar quizás lo puedas ahorrar, ¿pero, cuando vuelves a tu país, sin dinero y sin trabajo? Supongo que a gorronear...

Bueno en fin, que no estaría mal que nos contases un poco cuales han sido tus gastos, tus planes, y que nos cuentes en alguna entrada que es realizable... aunque esa por alimentar la esperanza.


Ante todo, GRACIAS.

Naranja dijo...

"Oopss! Perdón. Si es que una es muy nerviosa, jaja. Borra, borra."

Es mucho mejor Bora Bora, jeje

Mamen dijo...

Jaja, muy gracioso.

Hey, bueno, en el trabajo siempre puedes pedir una excedencia ¿no?. En fin...sí, para mí el principal problema es el dinero. Yo también soy pobretona.