8 de septiembre de 2007

¡Hasta pronto, Josan!

Pues Josan se va, se va... en un tren a Laos cruzando China de punta a punta con varios trasbordos en tren, bus, etc. Ole, di que sí. Y es que le hemos cogido gustillo a esto del tren y lo preferimos mil veces frente al avión.
Aquí estamos, un instante antes que Josan sea engullido por la marabunta de chinos que esperan el mismo tren (cuenta quien te ha tocado en el compartimiento de tren, que esto es como una rasca y gana).

La estación Oeste de tren, una pasada:

Espero noticias, tres días después de tu marcha aún no sé si sigues vivo o has acabado perdido en algún pueblucho chino de esos que dan miedo je, je. Atrás quedaron taaantos días por Rusia y Mongolia, la verdad que parece que llevemos ya varios meses. Siempre nos acordaremos de aquellos momentos Ulaanbaatoreños que sólo en nuestro recuerdo quedan...
¡Hasta pronto, Josan!