27 de septiembre de 2007

China. Noche en Xi'an

Probemos una discoteca en Xi'an.

Sorpresa, el ambiente es totalmente distinto que en Beijing. Donde allí había chicas con caras serias y bailes con movimientos leves, sin separar los pies del suelo, aquí hay gente más extrovertida. Pero... ¿cómo se piden las bebidas? Quiero un refrigerio y no encuentro ni barra ni camareros. La mayoría de chinos están sentados con una excesiva cantidad de botellas de cerveza en las mesas, jugando a los dados, y el resto bailando comprimidos en la pista. Es todo muy raro...

Mientras Kleber se pierde en la multitud, con bailes que lleva en la sangre como brasileño que es, Ángel y yo nos autoinvitamos en un espacio "reservado" con dos chinos y tres chinas. Uno de los chinos es otro trucha de la misma ralea que Alexei. Juas... Enseguida nos reciben muy bien. Lo malo es que al poco rato una de las chinas de la fiesta se acerca a nosotros diciendo "bye, bye". ¿Nos tenemos que ir? Será que sí...

Después cosas mas raras aun; alguien nos ofrece judías a modo de aperitivo (!!!) ¿Judías en un discoteca?

Fue curioso, sí. Repetiremos.