29 de diciembre de 2007

Singapur. Navidad

Mucha Navidad no celebran por aquí, no. Se ve algún que otro árbol de Navidad en los centros comerciales que, aun siendo musulmanes, budistas o hindúes, hacen todo lo posible para aumentar las ventas.

Aquí don dos pastorcillas:

La gente sale a la calle principal, Orchard Road, por la tarde/noche simplemente... ¿a estar allí? Sí, no parece que haya nada especial, sólo gente haciéndose fotos y paseando. El problema es la masificación de la calle; se forman auténticos colapsos porque por aquí tienen la terrible costumbre de agarrarse de la mano para no perderse, formando cadenas humanas, cadenas que se entrelazan entre si rápidamente y el atasco esta montado irremediablemente. Singapureses, no hagan eso, por Dios!!!

Aquí un pequeño ciudadano naranja que me mira desafiante entre la multitud...

La cena, nada del otro mundo, en uno de esos puestos casi callejeros de arroz con cosas.

Después nos topamos con un restaurante español, pero no tenían turrón (a estas alturas y sin probarlo este año, con lo que me gusta).


Como Shyn no aparecía (¿qué habrá sido de esta chica?), decidimos dar una vuelta por este moderno centro de ocio



Pues nada, ¡Feliz Navidad!