29 de diciembre de 2007

Singapur. Shyn

Hoy es Navidad. Esta mañana he abierto mi correo y couchsurfing me ha dado una sorpresa.

Una chica de Singapur llamada Shyn se ha puesto en contacto conmigo; le encanta España y quiere practicar algo de español. Pues nada, unas horas mas tarde quedo con ella en el hotel Hilton, porque uno tiene clase, acompañado por Angel y Alex. Alex es un nuevo fichaje, también encontrado a traves de couchsurfing, de Barcelona. Esta dando la vuelta al mundo y la verdad que no se lo monta nada mal, no... Pasaremos juntos estos días en Singapur.

Aquí con Angel, Alex y Shyn:

Shyn es una chica muy simpática que nos cuenta cosas, todas interesantes, de Singapur. ¿Sabían que el coche mas barato cuesta 40.000 euros debido a las tasas que impone el gobierno o que los deportes nacionales de Singapur son comer y hacer shopping? Nos lleva a uno de los edificios que no hace mucho fue el más alto del mundo y a uno de los hoteles más antiguos de la ciudad. También visitamos este moderno lugar para tomar refrigerios en una de las azoteas de Singapur.

¿Qué mas podemos ver? Bien vayamos a una singular zona de Singapur donde solo hay tres cosas: prostitutas, gansters y frutas. Acudimos allá en busca de frutas, porque zona tropical es, y las frutas son muchas y variadas: mango, papaya, platanos, pinnas, dragon, mangosteen, etc.

"Ahora sois gente auténtica de Singapur", digo Shyn tras vernos comer durian, una extranísima fruta que a fruta no sabe, ni a nada parecido probado antes tampoco. El olor es nauseabundo y la textura nada agradable. Por cierto, durian está prohibido en el metro también:

Ya que es Navidad, habrá que hacer una fiesta, ¿no? Quedaremos con Shyn mas tarde de nuevo, pero me temo que el viento se la llevo y nunca más apareció... je, je.