22 de marzo de 2008

Argentina. Lagos y glaciares del sur.

Cerca de El Calafate no sólo está el Perito Moreno, que es el glaciar más conocido, también hay otros cuantos no menos espectaculares que vierten sus hielitos a un lago con muchos brazos. La mejor manera de recorrer semejantes rincones es subir a un barco durante un día entero y dejar que el ojo de la cámara y los otros dos que vienen de serie disfruten de este inhóspito paraje.

La atmósfera es sobrecogedora. Durante todo el trayecto se pueden ver pedazos de hielo desprendidos de los glaciares. Enormes icebergs que impresionan de verdad por varios motivos: su tamaño descomunal, los colores tan bien combinados y el silencio que se produce cuando el barco detiene los motores para acercare a ellos, parando también la respiración de todos los que observamos semejante espectáculo de la naturaleza.


Alguno de ellos, como el glaciar Upsala, es incluso tres veces más grande en tamaño que Perito Moreno.

No falta quien aprovecha para difundir sus ideas a los cuatro vientos, vientos helados.  

La belleza de estas formas y colores es hipnótica.

Qué grande, qué grande panora,a. Como si enormes rascacielos de hormigón se derrumbaran delante de ti. La destrucción también es bella.

De nuevo un lugar que recomiendo y que no debe faltar en tu ruta si pasas por aquí cerca. Te dejará helado (!), sobretodo si pasas mucho tiempo en la cubierta del barco.

1 comentario:

mamen dijo...

Preciosos. Tiene que ser impresionante verlos, ojalá se conserven por mucho tiempo.