19 de marzo de 2008

Adiós con pena, Isla de Pascua.

Con un vuelo, mejor que a nado, abandoné la isla misteriosa para dar un salto a las Américas, poniendo así pie en el último continente que me faltaba. 5 continentes antes de los 30, más vale tarde que nunca.

Antes me despido de Isla de Pascua.

De las señales de STOP, que sabido es aquí dicen PARE. Un chileno me preguntó, sorprendido al ver que me llamó la atención semejante señal "¿pero qué pone en España?". "Pone STOP", respondí." "¿STOP? ¡¡¿Cómo puede ser eso en la cuna del castellano?!!" Ciertamente tiene toda la razón. Hay que cambiar las señales de STOP de España YA. Si me dejaran a mi pondría algo así como DETENGA SU AVANCE.

Adiós, imponente Moais.

Adiós, alojamiento traquilo.

Adiós, encantadora mujer 100% indígena.

Adiós, niño del taxista.

Adiós, pareja de noruegos. Bueno, es un hasta pronto porque nos veremos en Santiago.

Adiós, espantapájaros y hombre de hojalata (...)