16 de septiembre de 2007

Ups... no puedo parar de comprar corbatas

Ya no compro una corbata más. Éstas son las últimas de verdad, de verdad, de verdad.

Un euro cada una, y sin regatear duro esta vez.