15 de noviembre de 2007

Llegada a India

Mi visita a India será fugaz en este viaje, pero volveré, volveré en el futuro. Mi intención es tener una primera impresión de este país, que más que país es un subcontinente, y aprovechar para coger un vuelo después a Hong Kong.

Qué voy a contar de India... Aunque cueste creerlo, India esta en el mismo planeta que el resto de países, pero parece evolucionar en paralelo y sin muchos nexos con el resto del mundo. 'ALL IS POSIBLE IN INDIA, MAN', ¡y cuánta verdad! Es un lugar donde te puede pasar lo peor, llegar a desesperarte y odiar a todos los indios, que son muchos, pero al instante tienes que rendirte a sus pies por la genialidad de todo lo que en India puede ocurrir.

Hay que decir que Delhi es una ciudad sucia. Cuando digo sucia, quiero decir muy, muy, muy sucia, de hecho desde ahora tengo un nuevo concepto de lo que significa la palabra suciedad. No entraré en detalles sobre los olores y las condiciones higiénicas que uno puede ver por aquí, pero puedo asegurar que no se parece a nada de lo visto hasta ahora.

Otra característica es la cantidad de gente pesada que te acosa a todas horas y en todos los lugares intentando vender cualquier cosa o comiéndote la cabeza con historias. No es fácil ser inmune por mucho tiempo a semejante ataque, porque es ataque continuo y tenaz. Uno tiene que intentar mantener la compostura, aun cuando te están tocando por todos lados gentes con pintas calamitosas que vete tu a saber las enfermedades que portan.


Bienvenidos a INCREDIBLE !NDIA.