19 de septiembre de 2007

Xi'an. Minicamareras mil

Infinitamente mejor que los guerreros de Xi'an ha sido la posterior comida en este restaurante. Maravillados quedamos, tanto por el aseo, del que prefiero saltarme detalles, como por la legión de diminutas camareras moviéndose alrededor de nosotros a modo de hormigueo. ¡Qué divertidas son! Si levantas la mano más allá de tu cabeza enseguida vienen unas cuantas, aunque solucionar, solucionar... no solucionan mucho.

Después la jefa de las minicamareras pasa revista. En China es bastante habitual, para mostrar en público cuán disciplinados son en este restaurante.

¿Puedo llevarme unas poquitas a España? Creo que tengo sitio en mi mochila...