21 de noviembre de 2007

Hong Kong. Donde fueres, haz lo que vieres

Pues eso, ¿qué veo aquí? Compras, compras, compras sin parar. Ha sido todo un shock volver de India y Nepal, donde todo era auténtico y realmente barato a este lugar, donde ahora los precios son desorbitados. Y hago notar que Hong Kong no es tan caro como España, pero ahora a mí me parece todo un lujo. Cuando vuelva a la tierra mater no quiero ni pensar el impacto.

Lo reconozco, he caído bajo y he comido en un McDonals. Hacía muchos, muchísimos años que sólo entraba en ellos para usar el aseo, para eso están repartidos por casi todo el mundo, ¿no?

También he comprado un ipod. 160 Gb para almacenar las información acumulada en una vida y sus posteriores reencarnaciones. Parece un invento genial, ¿no? Pues no, resulta que no es muy útil, "this device is a dictator", como dice mi vecino canadiense.

(Nota: la compra de esta tecnología fue anterior a la catástrofe tecnológica de las fotografías)