21 de noviembre de 2007

Problemas fatales con las tecnologías

Hace dos días me ocurrió lo peor que me podía ocurrir, casi tan malo como contraer malaria, contraer denge o contraer malaria y denge a la vez: el disco duro que compre en China ha muerto y he perdido TODAS las fotos del viaje que había dentro. Sí, todas las fotos. La única copia viva son los DVDs que he ido enviando a casa, pero que aun están por el camino.

Si después de tomar todas las medidas posibles para evitar esto, al final ocurre, me dará un shock del que no me uperaría. Ojo a la jugada cabambolesca: salí de casa con un disco duro, que murió también allá por Guilín, siempre tenia todas las fotos en al menos dos copias, en lugares diferentes, aun en caso de robo de la mochila grande o pequeña, siempre se salvarían las fotos. Pero la cadena de sucesos fatales empezó con el fallo de la tarjeta de memoria (también comprada en China), después el primer disco duro, ahora el segundo disco duro. Si además se pierden los paquetes enviados a casa la catástrofe y el cumulo de mala suerte ya serían extremos. A mí, justo a mí que vivo la fotografía y que no paro de pensar en como conservar todas las imágenes.

En fin, calma, calma, que más se perdió en la guerra. Desde aquí insisto: jamás compréis tecnología en China, y por supuesto bajo ningún concepto compréis un automóvil chino!!! Jamás, nunca, never, más nunca.

Malditos chinos estafadores...

También adelanto el abandono del uso de cualquier tipo de tecnología para el futuro, con la única excepción de la necesaria para la fotografías.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Coño que putadon. Todavia queda la esperanza de ese DVD que mandaste a casa, asi que no desesperes.

Mamen dijo...

:-( :-( :-( :-(. Con las ganas que tenía de ver tus fotos. Imagino cómo te sientes, convivo con un fotógrafo. A mí también me pasó y aun no me recuperé: reencuentro con una persona tras 15 años sin vernos y...de repente pof! todo desapareció. Las fotos al garete. Y la única imagen juntos tras 15 años también. Quizá lleguen tus fotos sanas y salvas a casa, don´t worry. Y sino, pues...otra vuelta al mundo para recuperar ;-).